¿Qué es Lean Six Sigma?

Comencemos por definir que es “Lean”

Lean es una metodología que se enfoca en la eliminación de desperdicios y actividades que no agregan valor en la entrega de un producto o servicio que esta centrado en el valor del cliente.

Ahora definamos “Six Sigma”

Six Sigma es una metodología de mejora de procesos, que tiene como objetivo la reducción de la variabilidad de los mismos, asegurando y optimizando cada parte del proceso para reducir o eliminar los defectos o fallos en la entrega de un producto o servicio al cliente.

La meta de 6 Sigma es llegar a un máximo de 3,4 defectos por millón de eventos u oportunidades, entendiéndose como defecto cualquier evento en que un producto o servicio no logra cumplir los requisitos del cliente.

Cuando juntamos estas dos metodologías tenemos como resultado “Lean Six Sigma”. el objetivo de la metodología Lean Six Sigma es eliminar todos los aspectos que impidan o dificulten que el producto no cumpla con los requerimientos del cliente, reduciendo al máximo sus defectos en la entrega final.

¿Qué desperdicios intenta eliminar Lean Six Sigma?

Defectos

Sobre-producción

Esperas

Talento no utilizado

Transportes innecesarios

Inventario

Movilidad innecesaria

La metodología Six Sigma que tiene cinco fases:

Definir: Se define el objetivo del proyecto y requerimientos del cliente (Voz del cliente)

Medir: Se miden las variables clave del proceso para determinar su actual rendimiento.

Analizar: Se analizan y determinar las causas raíces de la variación y así poder eliminarla.

Mejorar: Se mejora el proceso eliminando las causas raíces.

Controlar: Se controla el rendimiento de los futuros procesos.

Algunos otros beneficios de la aplicación de Lean Six Sigma son:

Aumenta la participación de los empleados

La participación de los empleados aumenta a través de su participación en los equipos de mejora de procesos diseñados para ayudar a mejorar los procesos y aumentar el valor para sus clientes, internos y externos.

Reduce costos

Para las empresas que desean implementar Lean Six Sigma, uno de los principales beneficios deseados es una reducción en los costos asociados con las mejoras en los procesos de requerir menos tiempo (y recursos empleados) para disminuir los defectos o errores que pueden dar lugar a correcciones.

Mayor satisfacción del cliente

La metodología Lean Six Sigma implica un fuerte enfoque en las necesidades y requerimientos del cliente y el valor de la entrega a los clientes, ya que no solo considera el producto entregable, también considera el valor y la funcionalidad.

Lean Six Sigma al combinar combina las ventajas de ambas técnicas de Lean Manufacturing y Six Sigma para ayudar a las empresas a agilizar las operaciones, aumentar el valor y reducir los desperdicios.

No dejes de aprender