7 Pasos para realizar el doble de trabajo

Esta información contiene valor práctico que servirá para transformar tu empresa,
si dentro de los proyectos que se realizan, laboran personas, es momento de
tomar en cuenta estos consejos.
Para realizar el doble de trabajo en la mitad de tiempo, te recomendamos:

1. Descartar la metodología waterfall: debido a que es un proceso que además
de ser lento es impredecible, y que genera retrasos en el desarrollo del proceso.
Se invierten meses de esfuerzo en planear cada detalle, a fin de que no existan
errores ni se incrementen los costos, pero esto no se vuelve realidad, ya que los
proyectos no funcionan de este modo.

2. Optar por metodologías agiles como Scrum: que nos brinda un marco
evolutivo, adaptativo y de autocorrección. Se vale del trabajo en equipo y les
brinda las herramientas necesarias para que puedan organizarse, reducir el
tiempo, aumentar la rapidez y calidad de su trabajo.

3. Hacer planes adaptativos: traza planes con apertura al cambio, a nuevas
ideas y prioriza por valor las actividades que se deben realizar, de esta manera
lograrás cumplir metas en periodos fijos.

4. Realizar sprints: los cuales van a permitir a tu equipo obtener retroalimentación
sobre su trabajo, conocer con precisión qué es lo que se hizo y cuáles son las
actividades que se deben realizar, si pueden mejorar en algo y si existe algún
impedimento que este atrasando el desarrollo del proyecto.

5. ¡Tomar riesgos sin temor a equivocarse!: parte del éxito de las metodologías
agiles es la incorporación de la creatividad, generar nuevas ideas y ponerlas en
práctica, puede llevarnos a descubrir respuestas del entorno, equivocarse está
permitido, para corregir a tiempo y eliminar esfuerzos que no generan ningún
valor.

6. Escuchar al cliente: tener la impresión de que solo tu empresa sabe hacer las
cosas bien, puede conducirte al fracaso, comunícate con tu cliente y escucha sus
necesidades, lo cual te llevará a dedicar tiempo en actividades y esfuerzos que
entregan valor al proyecto que requiere tu cliente.

7. Practicar hasta volverse expertos: las metodologías agiles brindan las
herramientas para hacer el trabajo en menor tiempo, pero de uno depende que las
cosas fluyan, poner en práctica los conocimientos adquiridos para agilizar los
entregables requiere de realizar esfuerzos continuos hasta dominar los marcos de
trabajo.
Planear que es lo que se hará, llevarlo a cabo de manera constante y revisar por
intervalos si se logró lo que se quería, dará como resultado una mejora continua y
reducirá el tiempo que empleas en realizar cada actividad, para entregar proyectos
de calidad y con valor.

¿Quieres seguir aprendiendo más?