Cómo iniciar un negocio desde cero

Para abrir un negocio no todo debe ser perfecto. Sobre todo, cuando tenemos una sola oportunidad para emprender y tener errores en muchas ocasiones no es una opción. Lo cierto es que tendrás que equivocarte, pero con esta guía podrás hacerlo sin gastar todos tus recursos, lo más importante en un emprendimiento es tomar la decisión de hacerlo, pero recuerda, en este camino: NO ESTAS SÓLO.

10 pasos para iniciar tu negocio desde cero:

  1. Valida tu idea: sal a la calle y observa el comportamiento de las personas, después pregúntate ¿Cómo tu producto/servicio ayuda o haría la vida más fácil a estas personas?, encuentra tu nicho y asegúrate de crear algo que solucione o haga su vida más fácil.

 

  1. Ignora tus pensamientos de duda: Como te lo dijimos al principio, NO ESTAS SÓLO, busca ayuda e invierte sobre todo en ti para ser un mejor líder, aprende a vender ya que es algo clave en cualquier emprendedor, empieza a generar confianza en ti mismo, lo más difícil de cualquier empresario en poner en marcha su decisión de emprender, sobre todo capacítate constantemente y elimina tus dudas.

 

  1. Identifica y encuentra a tus clientes potenciales: para ello la prospectación es algo básico, busca principalmente en un primer paso su nombre y su correo electrónico con el cual podrás comenzar a venderle la idea de lo que tu producto o servicio ofrece. Puedes comenzar a probar a través de las Redes Sociales,

 

  1. Tener conversaciones reales con personas: trata de hablar con personas que pueden comprar tu producto pero que sea de forma verbal o personal, cuando lo haces de esta forma podemos escuchar su tono. Puedes entender cuán profundamente les molesta algo. Realmente puedes tener una idea de lo que es más importante para ellos. Estos puntos verdaderamente incomodos que no podrás percibir de forma electrónica, a través de una encuesta o correo electrónico.

 

  1. Crea la versión más pequeña y simple de tu negocio: no necesitas de un capital alto para crecer tu negocio, tampoco necesitas que sea perfecto, lo que sí necesitas es LEAN STARTUP, una metodología muy eficaz y sobre todo actual para estos tiempos modernos. En donde 9 de cada 10 empresas fracasan lo que se necesita en palabras de Eric Ries autor del libro “Lean Startup” es:Lean porque se trata de construir proyectos viables que inicialmente consuman menos efectivo que gasolina por ejemplo un mechero. Pero también, que traten de aprovechar cada recurso al máximo, generando el mínimo desperdicio de recursos (tiempo en particular).

 

  1. Planea adecuadamente: revisa tu calendario y comienza a crearte objetivos SMART, de esta forma iras trazando objetivos específicos y sobre todo reales, recuerda aportar valor a tu negocio y comienza en lo que primeramente puede traerte un retorno de inversión para que este valor pueda ir haciéndose incremental, algo que en la metodología scrum se conoce como el rol de Product Owner.

 

  1. Un nombre de dominio. En la actualidad si no existes en internet no existes para tus posibles clientes, tener un dominio además de ser una inversión mínima también te ayuda a fomentar las bases de lo que será tu marca, comprueba que lo que utilices no sea usado con anterioridad y revisa todos los derechos para que tu seas el dueño absoluto de ese dominio.

 

  1. Una página web. Invierte en una pagina web sobre todo funcional y estructurada, en la actualidad se pueden crear paginas web desde cero pesos, lo que te recomendamos es que busques algún proveedor que te la realice dentro de un CMS ya que de esta forma será mucho más fácil posicionarte para Google. No se necesita mucho dinero para tener tu propia página, además, esto te ayudará y generará confianza para tus clientes.

 

  1. Analiza, aprende y se mejor que tu competencia. Una de las razones de que la competencia sea buena es que de entrada ahora sabes que existe un mercado para tu producto / servicio, ahora ya puedes empezar de algo y mejorarlo, desarrolla tu propuesta de valor y diferénciate de ella.

 

  1. Se paciente y NUNCA te rindas. Ignora todos los comentarios negativos, ojo: nos referimos a esos que dicen “No creo que lo logres”, “Es mejor si no lo haces”, se perseverante y al principio de todo busca como mejorar siempre. Analiza la retroalimentación que te dan tus clientes, recuerda lo que “Tu pienses el mercado no necesariamente lo percibe de la misma forma”.

 

Sigue adelante, busca ayuda, mejora continuamente y sobre todo NUNCA te rindas.

Comienza a emprender