¿Cómo organizar un proyecto? - Blog-KZI-Kaizenia
Cómo-organizar-un-proyecto

¿Cómo organizar un proyecto?

¿Cómo organizar un proyecto? Tal vez es una de las preguntas que muchos nos hacemos a la hora de querer realizar un plan.

En ocasiones vemos cómo amigos, compañeros de trabajo, familiares o conocidos te cuentan un plan que desean realizar a corto, mediano o largo plazo. Y pasado los días ¡Su proyecto está en marcha! y tal vez tú te preguntas ¿Es acaso magia? No, la realidad es mucho más simple.  Por esto que te sugerimos sigas leyendo este blog para descubrir cómo organizar un proyecto. 

Si tienes un excelente plan, pero nula organización, difícilmente tendrás los resultados de valor que deseas. 

Mira a continuación ¿Cómo organizar un proyecto?

Con lo primero que debes empezar es con tener la:

1.- Visión de Proyecto.  

Haz una descripción clara del proyecto y ten en cuenta su finalidad. Da una justificación para identificar las necesidades que debes resolver y las razones para llevarlo a cabo. Utiliza estas preguntas:

  • ¿Qué haré? 
  • ¿Para qué lo haré? 
  • ¿Para quiénes los haré? 

Piensa en tus futuros usuarios o beneficiarios. A veces creemos tener la respuesta exacta para las necesidades del cliente o de alguien en particular, y puede que nuestro resultado final sea maravilloso, pero es importante que te hagas estas preguntas y las respondas clara y honestamente para así obtener los resultados esperados.  

Además de justificar tus ideas, tendrás en mente el público objetivo y los métodos y medios que esos usuarios utilizan para poder promocionar tus proyectos.  

Si aún tienes dudas para identificar a tu cliente, sus necesidades, requerimientos o te surgen dudas sobre cómo responder esas preguntas, te dejamos una plantilla descargable para que puedas completar la “Visión de un Proyecto” de manera dinámica.  

Cómo-organizar-un-proyecto

El segundo paso es la:

2.- Planificación.  

Una vez que tienes bien definida tu propuesta, el siguiente paso para saber cómo organizar tu proyecto es crear una planificación.

Ésta se divide en 4 puntos principales: 

Objetivos – ¿Qué metas quieres alcanzar con tu proyecto? 
Define bien tus metas, da prioridad a lo indispensable, urgente y necesario.

Método – ¿Cómo vas a alcanzar esos objetivos del proyecto? Infórmate de los posibles sistemas de trabajo que te permitirán agilizar tus ideas.

Temporalidad – ¿Cuándo tienes pensado alcanzar esos objetivos? Estima los tiempos deseados o necesarios para poner en marcha tu plan y comenzar a ver resultados. 

Gastos – ¿Cuánto te costará realizar ese proyecto?
Económica, física y mentalmente. 

Pasemos al tercer paso. el cual es la:

3.- Ejecución. 

Ya estás descubriendo cómo organizar tu proyecto, es momento de pasar al campo de batalla.  

Comienza a aplicar las ideas de tu proyecto mediante los conocimientos, herramientas y técnicas que te dejó el proceso de investigación. Si la organización del proyecto se comienza a complicar, implementa estrategias de cambio (solo de ser necesario) que te lleven a cumplir tus objetivos. Se claro y constante con tu proyecto y no desistas de tus metas.

Tal vez te puede interesar: Plan de trabajo para el 2022 utilizando la metodología OKR
Cómo-organizar-un-proyecto

Como ultimo paso para saber cómo organizar un proyecto tenemos la:

4.- Evaluación.  

Una vez que la primera implementación haya finalizado, date un tiempo para revisar el plan y medir su éxito. 

Realiza un informe de resultados. Haz un análisis reflexivo del proceso para conocer los puntos fuertes de tu plan o desarrollar propuestas de mejora para poder satisfacer efectivamente los requerimientos de tu público objetivo. 

Es importante implementar la retroalimentación. No hay mejor forma de saber que piensa el usuario más que preguntándole y obteniendo su punto de vista. 

Aprende también sobre: Proyectos… ¿Cómo acelero los resultados?
gestionar-un-plan

Ahora que sabes cómo organizar un proyecto, te deseamos el mayor de los éxitos en tus planes. Recuerda implementar estos 4 pasos para simplificar la forma en que te desarrollas. 

Antes de terminar nos gustaría decirte que el arte de la simplicidad es un proceso difícil, que requiere compromiso ¡pero no te desanimes!  Cómo toda buena arte, puedes desarrollarla y practicarla.  Recuerda que la simplicidad significa encontrar la mejor manera para implementar proyectos con reducción de riesgos, costos y muchos beneficios para ti y tu cliente. El éxito vendrá más como resultado que como meta.

Entra a nuestras redes y síguenos para que veas las demás publicaciones que tenemos para ti.