Organización ágil, 4 puntos para lograr una organización agile.

¿Cómo logro una organización ágil?

na organización ágil se logra a través de un cambio cultural y de implementación de las llamadas metodologías ágiles. Las principales metodologías ágiles están siendo el parteaguas para el crecimiento de empresas y el cumplimiento de sueños para los profesionales. Están enfocadas al valor y a eliminar procesos innecesarios que agregan poco o nulo valor a los clientes finales. En los últimos años se está tomando un proceso de maduración acerca de estas metodologías en las cuales encontramos a Scrum como la más popular, sin embargo existen otras como Kanban, XP, Crystal Methods, DevOps, etc. que ayudan al cumplimiento de objetivos.

Basadas en el manifiesto ágil o Agile Manifesto, estos métodos de trabajo cada día se usan más por los resultados que están dando, si tú eres un dueño de negocio o profesional y aún no sabes nada acerca de estos métodos te decimos en 4 pasos el por qué debes buscar implementarlos dentro de tu área o negocio.

Ser una organización ágil te permite:

  1. Generar valor continuamente

Este concepto te permitirá como organización aumentar las utilidades en un periodo de tiempo lo más corto posible. Lo que se traduce en ser más práctico, en el sentido de no tener que esperar años a tener un Producto Mínimo Viable. Por lo que generar valor continuamente requiere de planificación en el diseño del proyecto y de entregas incrementales.

  1. Adaptación

La adaptación en tu organización consiste básicamente en cambiar una cosa, modificarla o ajustarla para que funcione, sea válida o sirva, en situaciones nuevas y con características distintas, de modo que pueda ofrecer soluciones a problemas complejos, es importante tener un feedback sobre los resultados. Trabajar por iteraciones, sprints en scrum, es una eficiente manera de lograrlo; siempre cuando, tomemos en consideración el feedback del cliente.

  1. Colaboración

En cualquier empresa el trabajo en equipo es imprescindible, un grupo de gente con objetivos en común, trabajando en una misma dirección, aplicando la colaboración, para poner en práctica el primer valor del Manifiesto Ágil: “Individuos e interacciones sobre, procesos y herramientas”.

  1. Mejora continua

Retomando el concepto agilidad como un estado hacia el que se tiende en las empresas ágiles, debemos considerar que siempre hay margen de mejora, por lo tanto, siempre se puede ser más Ágil.

Las empresas ágiles seremos capaces de ser mejores, y eso en el ámbito de cualquier organización implica ser capaces de generar soluciones (producto/servicio), que satisfagan las necesidades de nuestros clientes de manera más eficiente y eficaz.

Has tu organización agile